Iguana Hunter
Iguana Hunter
Iguana Hunter
El punto de partida del cortometraje fue, sin duda alguna, la noticia que apareció hace algún tiempo en los medios de comunicación acerca del plan de construir un macro complejo turístico de ocio y juego en pleno desierto de los Monegros, una especie de Las Vegas a la española. La idea me pareció tan surrealista que enseguida empecé a darle vueltas a la cabeza.

Desde que era niño, he pasado por los Monegros en numerosas ocasiones. Formaba parte de la ruta que hacíamos desde Barcelona a Zaragoza para visitar a la familia de mi madre, que es de por allí. Recuerdo el lugar como una especie de triángulo de las Bermudas, que teníamos que cruzar casi conteniendo el aliento. El problema era esencialmente el calor y la remota posibilidad de que nos quedáramos tirados en la carretera. En el viaje siempre había un antes y un después de los Monegros. Eso ya le daba al paisaje un aire misterioso que, además, estaba potenciado por las siluetas de unos toros gigantes que flanqueaban la carretera.

Con los años, estos enigmáticos toros publicitarios, se han convertido en uno de los iconos más recurrentes del nacionalismo español. En sí mismo, ya es una paradoja el hecho de que un parapeto de tal magnitud simbolice la devoción por la tierra. Pero la contradicción es precisamente uno de los rasgos esenciales del carácter ibérico. En España, el orgullo nacional convive con la implacable destrucción del paisaje y los recursos naturales y a nadie le importa vender el alma al diablo con tal de conseguir un beneficio personal. Es deprimente comprobar el estado en el que se encuentra el territorio, como consecuencia de proyectos de desarrollo totalmente insostenibles. Lamentablemente, la realidad siempre supera la ficción !






Copyright © 2011 Guillermo Asensio. All Rights Reserved.